viernes, marzo 02, 2007

Turismo en Teherán

Nueva visita, esta vez Adrián, un amigo de San Sebastián. Se va a quedar dos fines de semana con la semana de en medio. El primer finde nos miramos la guia y hacemos turismo por Teherán que aún no he visto la parte turistica.
Primera parada el mausoleo de Imam Khomeini (se pronuncia Jomeini, no vayais a hacer como Adrián que decia Comeini). Está como a unos 20 kilómetros al sur de Teherán pero hay metro hasta allí. Cogemos un taxi desde mi casa hasta la estación del metro Mirdamad que es la primera parada de la linea 1 (eje norte-sur), nos la tenemos que recorrer entera hasta el sur.

Las estaciones de los extremos son usadas como nudos intermodales entre buses, taxis y metro. Aquel dia habia llovido un poco y la explanada estaba toda embarrada, no se aprecia del todo bien pero no hay que perderse el contraste entre el aparcamiento de los autobuses y la torre de oficinas recubierta de cristal del fondo.

Tardamos como una hora y cuarto, unos 30 kilómetros y 22 estaciones, no está nada mal. Una vez fuera de la estación sur puedes acceder al cementerio y al mausoleo.

Estación Mirdamad de la línea 1 del metro de Teherán, todo el metro es nuevo y va muy bien, es una de las cosas que pueden estar orgullosos los iranies.

Allí nos estaba esperando Agmad, uno de los chóferes de la oficina, estuvo en la guerra Irán - Iraq, quien mejor como guia, en el cementerio descansan mucho amigos y compañeros suyos. El complejo funerario es el único para todo Teherán, unos 14 millones de personas, con eso se puede calcular el tamaño. En una zona están concentrados todos los que murieron en la guerra contra Iraq, en Irán se les llama mártires. Según cuenta la gente, los soldados se iban todos con una llave de plástico colgada al cuello, esa llave era la que podrian utilizar para abrir las puertas del cielo si morian por su país. En ese cielo le esperarian 7 mujeres virgenes a cada uno. Así cuando habia campos de minas y ni los burros querian pasar pues mandaban a los soldados... a veces te cuentan historias de la guerra que te hacen temblar. Todo depende del punto de vista político del que te lo cuente, claro.

Parada de metro Imam Khomeini, es donde se cruzan las dos líneas principales.

Tumbas de los mártires.

Según nos contaron muchas familias pasan la noche del jueves en el cementerio velando a sus muertos, tiene pintas de ser una excursion muyyyyy muy interesante.

Banderas de Irán con las fotos de Khomeini y Khamenei, el actual líder supremo. Más nacionalista imposible, jeje.

Adrian posando al lado de uno de las ambulancias rescatadas del campo de combate de la media luna roja creciente (el equivalente a la Cruz Roja). Dentro del cementerio hay un museo del horror donde se ven fotografias de cadáveres sin cabeza, piernas sueltas, gente muerta, y casi lo peor, historias de gente con fotos de ellos vivos y luego muertos tal y como se los encontraron. Todo un panorama para despertar los sentimientos guerreros de cualquier fanático.

Un tanque también de la guerra, era la atraccion favorita de todos los niños, lo de la derecha es una mujer vestida tal y como dice la religión.

Una nota curiosa, en Teherán hay muchos parques que están construidos encima de antiguos cementerios, dicen que no hay tierra mejor que la de un cementerio para plantar arboles :D
Después del cementerio fuimos al mausoleo, desde fuera es una pasada, aún lo están construyendo, los edificios religiosos son muy distintos de los católicos. Aqui suelen constar de una mezquita rodeado por un bazaar, la zona religiosa está al fondo y lo de delante iluminado son las tiendas. Se concibe como una zona con mucha vida rodeada de parques y tiendas donde todo el mundo puede ir.

La cámara donde está la tumba de Imam Khomeini y uno de sus hijos. Es un punto de encuentro y de juego de los niños, si quieres tambien puedes ir la noche del jueves a velar por los dos difuntos. El mini templo que protege las dos tumbas. Tuvieron que proteger los sarcófagos porque la gente les tiraba comida putrefacta.

La tumba de Khomeini en el centro, a la izquierda de la foto la de su hijo. Hay unas ranuras en los cristales que las protege para meter dinero, dicen que alguna vez el dinero ha llegado hasta la altura de las rodillas.

Adrián posando junto con Agmad, se puede ver el contraste entre el exterior y el interior. La parte externa del mausoleo está recubierta por marmol con columnas de marmol, en plan monumento faraónico, todo enorme. En la parte interior las dimensiones se respetan pero cambian los materiales, las columnas son de acero y el techo se parece mucho al del aeropuerto. Las canalizaciones de la ventilación están al aire como si se tratase de un polideportivo. Es todo lo contrario con lo que tengo entendido que dice el islam, en los edificios la belleza tiene que estar en los interiores y la sobriedad y la simpleza tiene que reinar en los exteriores.

A la salida ni Adrián ni yo habiamos comido nada, primero nos tomamos un nutritivo helado de vainilla dentro de un vaso de zumo de zanahoria y después comimos una pizza en una de las pizzerias del mausoleo.

En la entrada del mausoleo mas cercana del metro nos encontramos con estas dos fuentes gigantes, todo da una sensación de poder y magnificencia.

Esto es una valoración personal, pero sabiendo que cuando cambia el regimen, esta gente destruyen todo lo del regimen anterior y viendo la pobreza de los materiales con lo que está construido el mausoleo creo que tiene todas las papeletas para que lo hundan de un bombazo en el próximo cambio de regimen. Es un poquillo cutre, como todo lo que hacen ultimamente los iranies. La construcción de grandes monumentos se quedó en otras épocas muuuuuuuuuy anteriores. De todas formas merece la pena visitarlo, es un contraste muy grande a lo que son los templos de la religión cristiana.

2 comentarios:

Rafa Venutz dijo...

Nota cementerios: aquí son parques, así que te puedes echar una birra en la lápida de tu prima.
Nota ortografía: a ver cuándo te compras el libro de Petete .... de ya sabes qué ;)

y, a pesar de todo, te quiero !!!

adrian dijo...

Anda!! si salgo!! La verdad es que el mauseleo ese tenía más pinta de futuro corte inglés que de lugar sagrado... a ver si cuelgas alguna foto del taxista timador de kandovan!!